El índice de referencia de la Bolsa de Shanghai cerraba la sesión con una caída de 2,86%, hasta 2.687,98 puntos, su peor lectura desde finales de enero, señala Europa Press.
Por su parte, el índice de referencia de la Bolsa de Shenzhen caía 5,38%, hasta situarse en 1.643,35 puntos. De este modo, el selectivo CSI300, que agrupa a las mayores empresas cotizadas de Shanghai y Shenzhen, cedía al cierre 2,39%, hasta 2.877,47 puntos.
El Banco Popular de China volvía a debilitar este lunes la cotización del yuan frente al dólar por cuarta sesión consecutiva, estableciendo un punto medio de cambio de 6,5452 yuanes por dólar, frente a los 6,5338 del cierre del pasado viernes.
En medio de la baja de los mercados, el ministro de Recursos Humanos y Seguridad Social chino, Yin Weimin informó hoy que China planea despedir a 1,8 millones de trabajadores del sector del carbón y el acero debido al exceso de capacidad en la industria.
En rueda de prensa, Yin habló de las dificultades a las que se enfrenta la industria por las presiones a la baja de la economía y el exceso de capacidad, y admitió que éstas provocarán que algunas compañías se enfrenten a dificultades y la pérdida de empleo, según la agencia EFE.
Un informe de la Cámara de Comercio de la Unión Europea (UE) en Beijing alertó la semana pasada de que las medidas del Gobierno chino han propiciado una expansión de la capacidad industrial del país desconectada de la demanda real del mercado.
La Cámara citó como ejemplo que la industria china del acero produce más del doble que la suma de sus cuatro inmediatos competidores (Japón, la India, Estados Unidos y Rusia) o que sólo entre 2011 y 2012 la potencia asiática fabricó más cemento que Estados Unidos en todo el siglo XX.
Los excesos de capacidad de China ya eran un problema antes de la crisis financiera internacional de 2008, pero la caída en la demanda de las exportaciones del país que provocó la recesión, junto con el plan de estímulo que lanzó Beijing, lo exacerbaron, señala el estudio.
Las empresas europeas que trabajan en China culpan al exceso de capacidad de China de las tensiones comerciales que se viven actualmente entre el país asiático y la Unión Europea (UE).