Pronóstico de Tutiempo.net

LA NOTICIA DEL DÍA

MACRI PARA LA MANO - ARBOLITO

lunes, 4 de junio de 2018

Al final el PJ dice no

Dictamen adverso para la Reforma Constitucional
El dictamen que el PJ solicitó a un grupo de juristas rechaza la reforma constitucional de Lifschitz. Advierte que el proyecto oculta un "caballo de Troya, que es la reelección del gobernador".
Lifschitz no pudo convencer a los legisladores peronistas.
Lifschitz no pudo convencer a los legisladores peronistas. 
Imagen: Sebastián Vargas
Desde Santa Fe.
El dictamen que el PJ santafesino solicitó a un grupo de juristas rechaza la reforma constitucional que Miguel Lifschitz le propuso a la Legislatura. Es un documento de diez páginas que el interbloque partidario presentará en el debate en las comisiones de la Cámara de Diputados, ya hubo un primer intento en Asuntos Comunales y el segundo, podría repetirse en Educación, que no se pudo reunir la semana pasada por falta de quórum. Los autores se sorprenden porque el mensaje del Poder Ejecutivo "carece de la adecuada técnica legislativa", lo consideran "confuso", "desprolijo" y hasta "autocontradictorio" y concluyen que el apurón es por la falta de "justificación reformista": sus propuestas "ya están en la Constitución de Santa Fe, se puede hacer por leyes, o incluso por decretos reglamentarios". "Aquí se ha puesto el carro delante del caballo y el verdadero caballo de Troya" es "la reelección" de Lifschitz. "Lo bueno hubiera sido, siguiendo precedentes, que el gobernador se hubiera excluido de esta posibilidad, pero eso exige una decisión ética elemental, que es cumplir el texto constitucional por el que se juró", dice el dictamen al que tuvo acceso Rosario/12.
El primer reproche del PJ al proyecto de Lifschitz es la falta de "adecuada técnica legislativa". Si hubiera seguido los "precedentes en la materia", debía "limitarse a señalar los artículos sometidos a reforma y, en todo caso, en la fundamentación, indicar los motivos determinantes de esa decisión. Muy por el contrario, el Poder Ejecutivo lo justifica con una serie de generalizaciones, sin contenido específico, lo cual es una desprolijidad indigna de un proyecto de reforma de la Ley Suprema de la provincia, hasta podríamos decir que esuna falta de respeto institucional", advirtió.
"La reforma de la Constitución debe ser un acto de necesidad extrema", sostiene el PJ. "Como enseña Alberdi: 'El principal medio de afianzar el respeto de la Constitución es evitar en todo lo posible sus reformas. Estas pueden ser necesarias a veces, pero constituyen siempre una crisis pública, más o menos grave. Son lo que las amputaciones al cuerpo humano: necesarias a veces, pero terribles siempre. Deben evitarse todo lo posible, o retardarse lo más. La verdadera sanción de las leyes reside en su duración. Remediemos sus defectos, no por la abrogación, sino por la interpretación'".
"Y sigue Alberdi: 'Conservar la Constitución es el secreto de tener Constitución. ¿Tiene defectos, es incompleta? No reemplacéis por otra nueva. La interpretación, el comentario, la jurisprudencia, es el gran medio de remediar los defectos de las leyes. La ley es un Dios mudo: habla siempre por la boca del magistrado'".
"En el mismo sentido el filósofo y jurista francés Francois Ost nos enseña que: 'No es lo mismo cambiar una técnica que una ley; en efecto, para hacerse obedecer la ley solo cuenta con la fuerza de la costumbre, la cual solo se manifiesta después de mucho tiempo, de tal manera que reemplazar a la ligera a las leyes existentes por otras leyes nuevas es debilitar el poder de la ley'". "Por lo tanto, todo lo que puede hacerse a través de la ley, o de la interpretación jurisprudencial, debe hacerse por esos medios sin modificar el texto constitucional", agregó.
El dictamen repasa el "extenso, confuso y auto contradictorio" mensaje de Lifschitz y deduce que "la apresurada propuesta" es porque "carece de justificación reformista, ya que lo que se propone está contenido en el texto actual de la Constitución o puede lograrse a través de la legislación, mediante la sanción de leyes o incluso de decretos reglamentarios".
Uno de los argumentos para "apurar a tambor batiente la reforma" es que "el texto actual resulta anticuado y que hay que incorporar institutos, derechos y garantías de la Constitución Nacional reformada en 1994". "Falso. No han leído las normas vigentes desde hace 165 años en la Constitución Nacional, que en sus artículos 31 y 33, y desde hace 56 años en la Constitución de Santa Fe, en su artículo 6, disponen que todos los habitantes de la Provincia gozan de "todos los derechos y garantías que le reconoce la C.N. y la presente, inclusive la de aquellos no previstos en ambas y que nacen de los principios que las inspiran". Si se hubiera leído la Constitución se habrían evitadoafirmaciones temerarias en este sentido. Y, por otra parte, en cuanto a los "Tratados Internacionales" están constitucionalizadosen virtud del artículo 75°, inc. 22, C.N. Y, lo que está en la C.N., aunque parezca redundante, en esta circunstancia, es necesario decirlo, rige para todos los habitantes de la provincia, que es parte fundadora de la Nación", planteó el PJ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario