Pronóstico de Tutiempo.net

LA NOTICIA DEL DÍA

MACRI PARA LA MANO - ARBOLITO

lunes, 23 de abril de 2018

VACUNARSE Y CUMPLIR MEDIDAS PREVENTIVAS, CLAVES PARA EVITAR ENFERMEDADES COMUNES DEL INVIERNO

Cuidarnos de la gripe y otras patologías de frecuente aparición durante el invierno es una de las recomendaciones que el Ministerio de Desarrollo Humano brinda a la comunidad desde principios del otoño para resguardar la buena salud.
De este modo, se alienta a las personas que se encuentran en los grupos considerados de riesgo a aplicarse las tres vacunas incluidas en la campaña “Invierno 2018”: antineumocócica, antigripal y triple bacteriana acelular, desde las cuales se apunta a reducir las complicaciones, hospitalizaciones, secuelas y muertes causadas por las patologías comunes al periodo de invierno pero que pueden prevenirse mediante la inmunización.
Estas vacunas, al igual que todas las comprendidas en el calendario vigente son gratuitas y obligatorias para los grupos de riesgo. Se encuentran disponibles en todos los centros de salud y hospitales de la provincia; al igual que en el vacunatorio de La Familia ubicado en la calle Santa Fé entre Salta y Fotheringham (frente a la seccional de bomberos de la policía de Formosa).
Al mismo tiempo se insta a poner en práctica hábitos saludables y una serie de medidas que se suman a las vacunas para prevenir estas enfermedades. Entre estos cuidados se destacan: lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón; ventilar los ambientes abriendo puertas y ventanas para permitir la entrada del sol y la circulación de aire, tanto en las dependencias de las casas como en otros ambientes cerrados.
También se debe cubrir la boca y nariz al estornudar o toser con la parte interna del codo o con un pañuelo descartable, los cuales deben ser tirados a la basura inmediatamente después de su uso. Los pañuelos de tela no se recomiendan. Además deben mantenerse limpios y desinfectados los objetos de uso común como: picaportes, teléfonos, teclados y otros similares; a los cuales se les puede pasar un paño con alcohol o agua-lavandina.
Mientras que los cubiertos, toallas, bombillas ni otros objetos de uso personal no deben compartirse para evitar el contacto con secreciones (sobre todo en el caso de aquellas personas que presentan síntomas de enfermedad respiratoria).
Antigripal
Esta vacuna está destinada a prevenir la gripe por el virus influenza y otras complicaciones que pueden derivar de esta enfermedad. Debe ser aplicada con una dosis anual a los bebés y niños que tengan entre 6 y 24 meses; embarazadas en cualquier momento de la gestación; mujeres puérperas que no se hayan aplicado la vacuna a lo largo del embarazo, hasta 10 días después del parto; adultos mayores de 65 años; personal de salud; niños y adultos de entre 2 y 65 años con enfermedades crónicas o inmunológicas: hipertensión, diabetes, cardiovasculares, renales, obesidad, cánceres, entre otras.
Antinuemocócica
Debe suministrarse a las niñas y niños a los 2, 4 y 12 meses de edad; también a las personas con alteraciones en su sistema inmunológico o con enfermedades crónicas; y los adultos mayores de 65 años con un esquema de 2 dosis.
Esta vacuna previene enfermedades consideradas graves como la meningitis y neumonía provocadas por la bacteria neumococo, la cual además puede causar otras infecciones leves como otitis o sinusitis por ejemplo.
Triple Bacteriana Acelular
Esta vacuna se aplica para protegerse de la difteria, el tétanos y la tos convulsa.  Como dosis de refuerzo deben recibirla los niños a los 11 años. También debe suministrarse a las embarazadas a partir de la semana 20 de gestación y las mujeres durante el puerperio (post parto) si no la recibieron durante el embarazo.
Desde la cartera de Salud provincial se recalca la importancia de estar vacunados antes del invierno, además de poner en práctica los hábitos saludables y medidas preventivas “porque en el periodo invernal las enfermedades prevalentes más frecuentes son las respiratorias como gripes, neumonías, bronquiolitis, tos convulsa, entre otras”.
“Al estar vacunados los grupos de riesgo se disminuye notoriamente el riesgo de contagio y así se evita la circulación de los virus y bacterias que causan dichas enfermedades protegiendo al mismo tiempo al resto de la comunidad”, concluyeron respecto al papel preponderante que tienen las vacunas tanto en las personas vulnerables como en la población en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario