Pronóstico de Tutiempo.net

LA NOTICIA DEL DÍA

MACRI PARA LA MANO - ARBOLITO

jueves, 19 de abril de 2018

La intervención del PJ se coló en el Senado

Los peronistas cuestionarán la decisión de Servini de Cubría mientras que el oficialismo buscó despegarse
Las kirchneristas Sacnún y Pilatti Vergara denunciaron una intromisión en la vida interna del partido. Mayans, del Bloque Justicialista, se sumó al rechazo. El radical Naidenoff defendió al Gobierno y tomó distancia del fallo judicial. 
Al comienzo de la sesión, las senadoras del FpV-PJ plantearon una cuestión de privilegio contra el fallo de la jueza Servini de Cubría.
Al comienzo de la sesión, las senadoras del FpV-PJ plantearon una cuestión de privilegio contra el fallo de la jueza Servini de Cubría. 
La intervención judicial del Partido Justicialista (PJ) nacional fue motivo de contrapunto entre senadores peronistas y radicales en la sesión de ayer. “Es intolerable que una jueza nos recite las veinte verdades peronistas como si se tratara de una militante política y no del Poder Judicial inmiscuyéndose en la democracia interna de un partido”, destacó la senadora santafesina María de los Ángeles Sacnún del bloque del Frente para la Victoria-PJ. Por su parte, el jefe del interbloque Cambiemos, el radical formoseño Luis Naidenoff, aseguró que “el gobierno no tiene nada que ver” y que “el justicialismo deberá encontrar su propio cauce”, aunque aclaró que no estaba de acuerdo en que “se intervenga un partido en el ámbito judicial”.
“Nuestra Constitución garantiza el pleno ejercicio de nuestros partidos políticos. Quienes creemos que la democracia se sostiene con los partidos políticos no podemos más que repudiar esta intervención tan inconstitucional, tan ilegal, tan amañada”, afirmó la senadora María Inés Pilatti Vergara. La representante de Chaco apuntó contra la decisión tomada por la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini de Cubría, que intervino el PJ y desplazó al sanjuanino José Luis Gioja poniendo como reemplazo e interventor al sindicalista aliado al macrismo, Luis Barrionuevo. Los integrantes del bloque que integra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentaron una cuestión de privilegio para mostrar su rechazo a la resolución judicial.
Servini de Cubría tomó de manera sorpresiva la decisión de hacer lugar a una presentación realizada por los seguidores de Barrionuevo en la que solicitaban la intervención del partido por irregularidades. El fallo fue firmado la mañana del lunes de la semana pasada sin notificar a las autoridades partidarias ni dar oportunidad a que presentaran un descargo. El PJ se encuentra en medio de un debate interno y una reformulación para lograr la unidad e integración de todos los espacios de cara al 2019, objetivo que de lograrse podría complicar las aspiraciones del oficialismo de renovar su gestión por cuatro años más.
“No hay un solo argumento jurídico o administrativo”, resaltó la legisladora chaqueña en referencia al escrito judicial de Servini de Cubría. Pilatti también apuntó directamente contra la jueza al señalar que “quien redacta el fallo parece hacerlo más desde una situación de afiliada justicialista que de una magistrada con tantos años en el Poder Judicial”. En su intervención en el recinto remarcó que no hubo un “pedido de informes circunstanciado” que garantizara “ejercer el derecho de defensa”, y contrapuso ese argumento con la “orden de desalojo inmediata impidiendo el ingreso a nuestro partido de cualquier afiliado”.
“Tenemos que alzar la voz en la defensa de las instituciones que forman parte de la democracia argentina”, afirmó la senadora del peronismo santafesino, Sacnún, y agregó que era “intolerable que una jueza nos recite las veinte verdades peronistas como si se tratara de una militante política y no del Poder Judicial inmiscuyéndose en la democracia interna de un partido”. Por el bloque justicialista que lidera el rionegrino Miguel Angel Pichetto tomó la palabra el formoseño José Mayans. Aseguró que “el fallo es lamentable. Sabemos que hay una intencionalidad manifiesta con respecto al principal partido de la oposición”, y les pidió al resto de los senadores que estaban presentes que “imaginen si esto hubiese pasado en nuestro gobierno... hubiese sido un verdadero escándalo internacional”.
Finalmente fue el oficialismo quien dio su opinión acerca de la intervención al PJ. “El Gobierno no tiene nada que ver”, comenzó Naidenoff limpiando de culpas al gobierno nacional y consideró que el peronismo “tendrá que encontrar su propio cauce”. A su vez señaló que no quería “generar una intromisión en la vida interna del peronismo. El peronismo está en un proceso de redefinición de espacios y liderazgos”. El dirigente radical recordó que su partido tiene 120 años de historia. “Sabemos lo que es luchar y tratar de ganar un espacio”, remarcó. A pesar de su defensa corporativa del gobierno macrista, el formoseño Naidenoff finalmente reconoció que no estaba “de acuerdo con la decisión de que se intervenga un partido en el ámbito judicial”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario